martes, 12 de febrero de 2013

Bruselas. 6 meses, pros y contras.


Cumplimos 6 meses en Bruselas y he aquí el balance...
Hasta ahora estamos muy contentos. Es verdad que venir con expectativas ayuda pero nos sentimos realmente a gusto.

Ahora, a saber, hay pros y contras como en todos lados. Intento hacer una lista de pros, a saber:

PROS
-Es una ciudad realmente kids friendly y eso facilita mucho la vida social con Martín.
-Es una ciudad palpable, pequeña y encantadora. Sí, tienen partes muy bellas como partes muy horribles pero es fácil desplazarse a pie y encontrar vida a menos de 3 metros de distancia, cosa que no nos pasaba mucho en Malakoff, al sur de Paris donde vivíamos. (Hay que decir que Malakoff es al otro lado mismo del periférico y un barrio muy bello-en verano.
-El clima, GRAN TEMA.
Todo el mundo sin excepción dice que el clima de Bruselas es de los peores. Y que siempre está nublado. FALSO. Tal vez sea mejor mantener el mito, pero no, yo no voy a mantenerlo porque tengo que decir que acá vemos mucho más el SOL, sí lo pongo con mayúsculas porque en estas partes del planeta es un privilegio. Vemos el sol varias veecs por semana y en el día. Y estoy hablando de uno de los inviernos más crudos que he tenido personalmente. Temperaturas bajo cero durante 20 días, y nieves (eternas) en el jardín. Y sin embargo, hemos tenido así días soleados espectaculares.
El clima es cambiante, lo que hace que la gente vea el medio vaso vacío, imagino ahí el origen del mito. Si salís pensando que tooodo el día hará bueno, pues no, por ahí a los 15  minutos llueve o simplemente se nubla.
Pero vemos mucho mas sol que en Paris, donde el invierno lo recuerdo como uno de los peores catalizadores de depresión. Plombé, gris, pesado durante 4 meses sin ver el celeste del cielo, LO JURO!
- La gente! La verdad hay de todo, pero es menos cruel y dura que Paris. Es más alegre, sí. Bruselas es una ciudad de contrastes como dije y se encuentran grandes personajes por sus calles. No por la avenida Louise donde sólo se huele a naftalina de vieja adinerada que se pasea para mostrarse por allí, mirando hacia atrás que nadie la siga para robarle, claro está.
-Las casas. Son de las más lindas que he visto. Mucha más gente tiene la posibilidad de vivir en una casa más digna, más bonita (los alquileres son más bajos). Los jardines urbanos son un clásico. Y eso me encanta. Escuchar los pájaros por la mañana en el jardín a pesar del frío y darles de comer es una de mis grandes satisfacciones.
-Y que se encuentra casi todo lo que podés necesitar de una ciudad.

CONTRAS
-El transporte público no funciona del todo bien. Las máquinas de tickets no funcionan todas y es difícil cargar una tarjeta. Es más barato que en Paris.
La ventaja es que podés caminar más fácilmente si subir a un bus repleto te rompe las bolas.
-La mugre. Las calles de Bruselas todavía tienen ese no sé qué de soretes por todos lados... La gente aún hace cagar a sus perros sin importarle donde y no levantan las cacotas. Es todo un desafío no pisarlas y esquivarlas con un niño.
-Los horarios de los negocios. Muy bizarros. No sólo cierran hiper temprano (a veces a las 5 o a las 6 de la tarde es la norma, sino que algunos sólo abren 3 veces por semana, jueves viernes y sábado. O atienden un día por la mañana y otro por la tarde, ¡es de locos!
-Los precios de los comestibles. Es difícil hacer economía para eso hay que recorrer varios supermercados y en cada uno comprar las cosas que tienen a mejor precio. Grandes cadenas de Discount como Colpryut o Aldi compensan en algunas cosas pero otros productos son realmente malos y te da bronca.
-Mucha gente viviendo en la calle. En Bruselas en índice de pobreza es bastante más elevado que en otros lugares. Parece que a los eurocrátas les importa un pito. no?

En fin, hay más pero soy sincera, tengo ganas de colgar este blog, porque no me está estimulando en nada.
Voy a hablar de eso pronto y pondremos realmente un fin digno y a otra cosa.
Mientras síganme en Pencilory Blog en Pinterest de Pencilory o en la Pagina Facebook de Pencilory: Pencilory Pencilory

Buena semana.


1 comentario:

Tomás Loyola Barberis dijo...

¡NO! No lo dejes... Mamá de Ultramar es una voz distinta a las habituales y que siempre se disfruta.

Sé que tus proyectos te llevan por otros caminos, pero esta siempre es una puerta por la que puedes hablar de tu experiencia vital y compartir esas cosas de la ciudad que no siempre vemos.

¡Ánimo!

Bss.